El Estallido en Radio Azul

Elegimos esta trinchera sonora por correspondencia. Enterate el cuándo y los por qué. Además, repasamos lo saliente del ciclo radial que se lanza este 7 de abril.

Por: Redacción AHEE 

 

El Periodismo de sentires populares llega a la Radio del Pueblo: desde las 16 horas del miércoles 7 de abril – de ahí en más, lunes y miércoles de 16:00hs a 18:00hs – Azul Hasta Estallido tendrá el inconmensurable orgullo de pertenecer a LU10 Radio Azul Cooperativa Limitada.

Nuestro ciclo radial elige esta trinchera por su semillero de vanguardia y por una afinidad con su proceso de resistencia contemporáneo. Refresquemos el derrotero del auténtico «estallido» de la radiofonía azuleña y alrededores, antes de arremeter a vuelo de pájaro sobre los contenidos de nuestro ciclo.

Memoria al aire: origen, caída y resurgimiento de un medio vanguardista

LU10 Radio Azul comenzó sus emisiones regulares el 25 de octubre de 1952, como filial de LR3 Radio Belgrano y la Primera Cadena Argentina de Broadcasting S.A. Habían pasado 3 décadas del origen radiofónico argentino firmado por «Los Locos de la Azotea», y 24 años del visionario broadcasting de «Diario del Pueblo» que el 9 de julio de 1927 selló la primera transmisión azuleña de la historia.

No fue en la primicia donde Radio Azul marcó su propia estampa, sino en la fidelidad. Bajo la dirección de Julio Fidanza y con el aporte de Julio Vivar como Jefe de Programación ampliaría rápidamente sus filiales en  Olavarría y Tandil, arrimando su espectro a comunidades rurales y pequeños pueblos aislados del centro bonaerense. Se gestó un primer cuerpo de locutores con personalidad tímbrica y solvencia radial (De La Torre, Di Paola, Moretti, Maschio, Balderrama y Russo, sus integrantes), que nutrían los informativos a través de una complicidad periodística con el ya asentado Diario «El Tiempo». Aquellos oídos lejanos que no captaban información general más allá de comentarios al paso, contaban ahora con un medio de comunicación imprescindible para la resolución de múltiples aspectos de su agraria cotidianeidad. De hecho, para dichos oyentes Radio Azul sería la única AM hasta 1970, año en que comenzaron a operar LU22 Radio Tandil y LU32 Radio Olavarría.

A estas bases comunicacionales se le agregaría la pata deportiva, que aglutinó en el espacio «Jornadas de Deporte» profesionales de andar icónico como Luis María Yozzi, Juan Miguel Oyhanarte, Mario Vitale y Rómulo Draghi entre tantístimos otros, responsables de hitos como la primera transmisión de un encuentro futbolístico en los pagos catrieleros (la Copa «Humberto Carpi»  disputada por las selecciones de Azul y Olavarría e1 12 de octubre de 1954.) Este crecimiento exponencial captaba por igual la atención de escuchas como de incipientes emisoras, que enviaban representantes para instruirse operativa y conceptualmente de lo atestiguado en el Estudio Mayor de Avenida Mitre 919.

Sin embargo, el andar de Radio Azul se vería interrumpido a los 5 años de recorrido por imposiciones de facto. En 1957, con el dictador Eugenio Aramburu ensombreciendo territorio nacional, surge una ley de privatización de medios bajo el falaz objetivo de «reencauzar la radiodifusión y los medios del país». LU10, que hasta entonces como la gran mayoría de las licencias era administrada por el Estado, fue adjudicada a Donato Adelqui Santomauro, quien asume con la promesa de convertirla en “La Voz del centro de la Provincia”. Lo que sucede a continuación es un medio que logró sostener su solvencia periodística, y propuso que orbitaran sobre ella musicalidad y poesía, delirio creativo y vanguardia cultural.

Les encargades de sostener Radio Azul durante los años 60′ conformaban un equipo estelar al aire y fuera del mismo, con nombres propios que serían hacedores de su propia leyenda en el acervo socio-cultural del ombligo bonaerense. Entre sus filas se empastaron la locución mansa e hiptnótica de Lucia Gentile con el vozarrón marcial de Rúben Candelas, y entre radioteatros se armaron sociedades artísticas como la de los míticos Carlos «Don Goyo» Piovi («El Fogón» y «Regionalísima», sus mayores éxitos) y Hector Edgardo «Cacho» Nebbia» («Nosotros de cara al mundo», su obra cumbre.) Las mañanas de LU10  pronto quedarían acaparadas por el feeling melómano de José Mendiola y su ciclo «Con música todo es mejor». 

Por el Estudio Mayor gravitarían eminencias literarias como Jorge Luis Borges (en el marco de su última visita azuleña, un 18 de julio de 1968), y musicales, de la talla de Alberto Castillo y Orquesta (quien tuvo 5 presentaciones en el aire de LU10, la última en julio de 1972) o el mítico Sandro (promocionando su concierto en Chacarita allá por 1985)

Llegada la década del 70′ comenzarían a resonar las locuciones de Mirta Torchio y Julio Juárez, y las animaciones de Roberto Maumús. A esa altura Radio Azul no solo era La Voz, sino el Radioteatro del centro de la Provincia. Cada une descollaba en lo propio, y todes tenían los carriles liberados para quemar manuales de estilo una vez de cara al éter. Mientras sucedía lo artístico no se interrumpía lo periodístico: esa búsqueda de comunicar sucesos relevantes para comunidades aisladas, con el mismo énfasis que le imponía a la cobertura de hechos notorios en las ciudades nodales de la región. Era una cuestión de fidelidad nutrir una agenda mediática a partir de los testimonios y las culturas relevantes para los sectores marginales de la región. En esa agenda, el nivel de exigencia en la rectificación de fuentes y testimonios, descripciones y apreciaciones, era absoluto.

Lo resumía este jingle con rotación en aquellos años de plomo: «Aquí llega una noticia con respaldo de verdad; si lo dice LU10… lo dice con seriedad».

 

Fueron casi cinco décadas de popularidad y vanguardia en la frecuencia de 1320 KHz. Hasta la interferencia de los neoliberales años noventa. Envuelto para 1998 en una crítica situación financiera, Donato Santomauro presenta la quiebra que precede a la formación de una sindicatura, años más tarde al cese de pagos, y que será detonante del cierre de Radio Azul el 31 de diciembre de 2004, con la funesta consecuencia del despido total de sus trabajadores.

Son elles quienes narran el proceso de lucha que vendrá a continuación, en una editorial web presentada durante el 67° aniversario del medio:

El 3 de enero de 2005, Radio Azul apagó sus voces cuando la sindicatura cedió la frecuencia a una docente jubilada de Ensenada, supuesta testaferro de un grupo empresario que nunca apareció.

Ese día comenzó la lucha, que significó en primera instancia acampar durante cuatro meses en la vereda de la radio, bajo la vigilancia de una guardia policial solicitada por la sindicatura para resguardar a la emisora silenciada, de sus propios trabajadores. Durante el acampe, los 15 trabajadores fueron sostenidos por innumerables vecinos que se acercaban diariamente para colaborar con comida y cubrir las distintas necesidades.

Gracias al esfuerzo de los empleados y distintos actores, que acamparon en la vereda de los estudios de Avenida Mitre, se lograron reabrir las puertas de la radio en el mes de abril de 2005 y hasta la fecha la emisora es administrada por los trabajadores.

Esta gesta desembocará hacia 2013 en la actual Cooperativa de Trabajo Limitada, final abierto de un «estallido» en el sentido argentino del concepto: porque fue una pueblada quien respaldó la recuperación, memoriosa del patrimonio socio-cultural que estaba defendiendo.

El equipo actual encabezado por Julio Fernández y Laura Barbalarga tomó la posta de reconstruir horizontalmente esa voz, ofreciendo panoramas informativos que surcan los territorios en búsqueda de fuentes fidedignas e ideológicamente diversas, promueven expresiones culturales heterogéneas, y engrosan, a fuerza de veracidad y creatividad cotidianas, una recepción que representa más de 5 generaciones de oyentes.

 

 

Azul entre Azules, Lo Cultural es Político y más: la propuesta del Estallido en LU10

Un bloque para repensar el devenir azuleño y analizar su actualidad; uno para montar sobre los estudios un escenario pluricultural, y otras secciones donde se entrecruce lo artístico con lo informativo, lo sensorial con lo emotivo. Así serían los trazos del tablero radial de #AHEE, donde las piezas fundamentales son tanto el periodismo de investigación como el cultural, y a los que se le suma el periodismo comunitario ejercido junto a les escuchas.

En el ciclo que inicialmente conducirá Francisco Blando (Director del Estallido) cada emisión gravitará en torno a «Azul entre azules», sección que propone un eje vinculante con la historia y/o el presente azuleño –  como ejemplo histórico el debate sobre la identidad cultural del Partido, y como actual la gestión sanitaria del COVID-19 -, como disparador que abrirá debates y reflexiones sobre las causas y los efectos de la temática.

De «Azul entre Azules» llegamos a «Lo Cultural Es Político», segmento que reconoce y promueve la pluriculturalidad al interior de los pagos, apostando a la producción de expresiones artísticas al aire, y generando testimonios en primera persona de actores culturales consagrades así como de otres emergentes a nivel local y regional.

Ambos bloques serán anfitriones de nombres propios que constituyan una fuente directa de lo abordado, apelando siempre a diversificar las voces interpeladas para construir veracidad y culturalidad desde la amalgama de sentidos e ideas en pugna. 

En línea con el ejercicio periodístico se acoplarán los bloques «Demoliendo Tapas» (donde se analizarán portadas y titulares de las agendas mediáticas hegemónicas, al igual que los trending topics de las principales redes), y «Efemérides del Estallido» (que buceará en profundidad un hito dentro de la historia azuleña.)

Del otro lado de la pecera esperarán su turno los «Especiales del Estallido», que irán del radioteatro a recitales íntimos e interactivos, con intenciones de sintetizar un «estallido azuleño» o de condensar en vivo la creatividad de les artistes azulados.

Insistimos con orgullo: a partir del miércoles 7 de abril, El Estallido llega al aire de LU10 Radio Azul: Cooperativa Limitada. Todos los lunes y miércoles de 16:00hs a 18:00hs, por AM 1320 si juega la nostalgia, y por lu10radioazul.com si prima la virtualidad.

De sus oídos y contribuciones haremos florecer un ciclo que contribuya, directa y exponencialmente, con el vuelo definitivo de la Voz que les trabajadores devolvieron a su Pueblo. 

 

Fuentes consultadas: 

Azul en la Memoria de sus voces (2016).

Arabito, Boggi, Silva (2019). Patrimonio sonoro y digitalización. Memorias radiofónicas e imaginarios sociales regionales sobre LU10 Radio Azul. Buenos Aires. Revista Argentina de Comunicación.

LU10 Radio Azul: Cooperativa de Trabajo Limitada. 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

NOVEDADES RELACIONADAS