¿Garantía de vivienda digna… o de otra mentira sin techo?

El Concejo Deliberante aprobó ayer la rezonificación del predio donde el Municipio de Azul prometió 800 viviendas, aún sin garantías sobre su aptitud ambiental y dotación de servicios.

0
Corría 2012, cuando la tercera licitación por la ex curtiembre Piazza se abrió al precio de 3.526.000$ pesos. La gestión Inza perdió por ofertar 1.000$ pesos menos que el monto de base, y la tierra fue adquirida por el inversor local Matías Niemela. El municipio ya contaba con las 16 hectáreas adquiridas en la anterior licitación – allí donde funcionaran los piletones de la curtiembre-, y en las cuales anunció que emplazaría entre 300 y 600 viviendas a través del Procrear.

 

Hacia 2014, el SEGEMAR y el INTEMIN – entidades bonaerenses competentes en aptitud ambiental – encontraron, en su suelo y aguas, concentraciones de Cromo Total y Cromo VI mayores a las permitidas por Ley, contaminación que sepultó el proyecto habitacional de Inza… hasta la llegada de la gestión BertellysVieyra, en conveniencia con los intereses de Niemela.

 

Anunciada el pasado 28, la segunda cruzada municipal para habitar la ex curtiembre prometió, en boca del actual intendente, la construcción de 800 viviendas a partir del Procrear II, sobre los lotes adquiridos por Niemela. Durante la conferencia Bertellys firmó el proyecto de Ordenanza que modificaría la 500/80, buscando rezonificar dicho sector del predio de R3 a R1a.

 

Noticias Relacionadas
Según lo expuesto, era condición sine qua non para ampliar el número actual de viviendas permitidas (200) a las 800 prometidas. Ayer, a una semana de anunciado, el proyecto de Ordenanza logró su aprobación tras vencer el despacho en mayoría al de minoría, ambos presentados desde la Comisión de Obras Públicas, Vialidad y Transporte.

 

Ganó el despacho que rezonificará el predio, aunque nunca fue excluyente para garantizar el número de 800 viviendas, y sí para aumentar el valor de la tierra en beneficio de Niemela. Se modificó su artículo 2 por pedido de Podemos para que el predio sea de uso exclusivo del Procrear II, aunque siga pendiente el apto ambiental que garantiza su habitabilidad.

 

Se encamina el proyecto del bertellysmo, pero persisten las incógnitas de cuántos hogares cristalizaría, y de cómo se les dotará de servicios para unas 3000 personas. La emergencia habitacional del Partido no puede seguirse utilizando para envalentonar la imagen de gestión. La ex curtiembre no debe convertirse en otro Construyendo Azul.
Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

NOVEDADES RELACIONADAS